0
Estados Unidos America Guias de viajes

New York día 4: Museo de Historia Natural de Nueva York y Roosevelt Island

Nueva York día 4: Museo de Historia Natural de Nueva York, Rooselvelt Island, edificio Flatiron, Ellen’s Stardust, Rockefeller Center, escaparates de navidad.

6 de diciembre 2017

Este día teníamos pensado hacer otro recorrido pero el tiempo estaba medio raro y no nos queríamos arriesgar a subir a los famosos rascacielos y no poder ver nada. Así que nuestra decisión fue visitar el Museo de Historia Natural de Nueva York y Rossevelt Island. El Museo de Historia Natural lo visitamos a primera hora de la mañana y por la tarde cogimos el teleférico a la isla de Rossevelt.

Salimos de nuestro hotel y cogimos el metro en la estación de Grand St hasta llegar a 72St Central Park West. Esta estación queda al lado del museo de Historia Natural.

Eran las 9:00am y como el museo no abría hasta las 10:00am, nos fuimos a desayunar al Alice´s Tea Cup, que nos quedaba muy cerca de la estación 72St Central Park West.

 

Alice’s Tea Cup 

Es una tetería inspirada en el cuento de Alícia en el país de la maravillas. El lugar es muy bonito y ofrecen, menú de desayuno, brunch y bollería vegana.

Museo de Historia Natural de Nueva York y Roosevelt Island

Entrada al Alice’s Tea Cup

Museo de Historia Natural de Nueva York y Roosevelt Island

Decoración del Alice’s Tea Cup

Museo de Historia Natural de Nueva York y Roosevelt Island

Museo de Historia Natural de Nueva York y Roosevelt Island

Nuestro gran desayuno

La comida fue un poco cara, pero estaba muy buena. Nos pedimos un The Mad Morning con dos batidos de chocolate y una tortilla por 55,63$ (44,84€).

Como ya eran pasadas las 10:00am, caminamos de nuevo sobre nuestros pasos hasta llegar al Museo de Historia Natural.

 

Museo de historia natural en Nueva York

Horario: 10:00 – 17:45h

Precio: 22$ (17,73€) , Estudiantes 17$ (13,70€)

Comprar entrada aquí

Descárgate el mapa de las salas en español aquí

El Museo de Historia Natural de Nueva York es uno de los más importantes y más visitados. Este museo tiene la colección más amplia el mundo. Después de pasar por el control de acceso y recoger nuestras entradas (utilizamos la New York Pass), fuimos a buscar un mapa. El museo es enorme. Tiene 45 salas de exposiciones permanentes repartidas en 5 pisos y también varias exposiciones de temporada. Si no tienes mucho tiempo para visitarlo se selectivo y vete a lo que más te interesa visitar. Después de mirar el mapa, escogimos las salas que nos resultaban interesantes.

Nuestra visita empezó en la primera planta, donde entre otras, estaba la sala Milstein de Vida Oceánica. Nada más entrar me quede de piedra al ver la enorme ballena de 28,6 metros de largo que flotaba en medio de la sala con sonidos y efectos lumínicos. El resto de la exposición es preciosa. También puede influir que adoro el mar y toda la vida que hay en él. Pero seguro que tu opinarás lo mismo.

Sala en la vida oceánica

En la segunda planta vimos la sala Akeley de Mamíferos Africanosdonde habían enormes maquetas de multitud de mamíferos. Nos quedamos anonadados al ver que parecían de verdad. 

Sala de los mamíferos Africanos

Sala de los mamíferos Africanos

Y en la cuarta planta se encontraba una de las salas más visitadas, la sala de los Dinosaurios. La exposición da una visión general de como fue la época de la prehistoria, con la existencia de huesos de dinosaurios reales.

Sala de los dinosaurios

Entrada a la sala de los dinosaurios

La verdad que este museo no defrauda a nadie. Lo pueden disfrutar tanto pequeños como mayores.

Este museo cuenta con una de las mejores colecciones antropológicas. Y la verdad que fueron espectaculares. Todo muy bien conservado.

Otra de las salas del museo

Cuando miramos el reloj ya llevábamos más de tres horas visitando el museo y aunque no lo crean ya empezábamos a tener hambre. Después de cerciorarnos que habíamos visto todas las exposiciones que nos interesaban (habían otras exposiciones especiales que requerían pagar entrada), dimos por finalizada nuestra visita al museo.

Salimos del museo de Historia Natural y nos pusimos en marcha con nuestro mapa en busca del Gray’s papaya. Para nosotros fue uno de los mejores sitios para comer perritos en Nueva York. Los zumos de frutas también están riquísimo. El único inconveniente es que no hay sillas ni mesas para sentarse, solo hay una barra pegada a la pared en la que tienes que comer de pie. Pedimos cuatro perritos y tres jugos de fruta (19,8$ – 16,19€ )

Gray’s Papaya

Nuestra comida en el Gray’s Papaya

Cogimos el metro en la estación 72 St / Broadway, hicimos transbordo en Times Sq – 42 St / Broadway y volvimos a coger el metro hasta la estación Lexintong Av / 59St para ir hasta el Teleférico de Rooselvet Island (utilizamos nuestras metro card). Aunque parezca algo embrolloso, solo tardamos 17 minutos en llegar. 

Camino al teleférico de Rosselvelt Island

Salimos de la estación y justo en la esquina vi un bar super love de la muerte de golosinas, el Dyland’s Candy Bar. Una pena que acabáramos de comer porque me hubiera gustado entrar y arrasar con todo. Me quedé por fuera, como si fuera el gatito de la película del Zorro, con ojitos de gatito bueno y Dani diciéndome ” vamos!, vamos!” … que poco goloso es por dios!. Bueno, seguimos caminando alrededor de 5 minutos y dimos con la estación del teleférico de Rosselvelt Island.

Bar de golosinas

Rooselvelt Island Tramway

Horario:

– Desde las 6:00 de la mañana hasta las 2:00 de la madrugada de domingo a jueves.

– Desde las 6:00 de la mañana hasta las 3:30 de la madrugada los viernes y sábados.

Cuando descubrimos este teleférico, pesamos … ¿Un teleférico en la ciudad de Nueva York?. Imposible!. Pues este teleférico es uno de los secretos mejor guardados de los neoyorquinos. Conecta Manhattan con Rooselvelt Island (es una isla entre Manhattan y Queens) y es usado por miles de personas diariamente. Viaja a 20 km/ hora y la altura máxima que coge es de 76 metros sobre el East River. El precio es el mismo que un billete de metro. Nosotros usamos nuestra metrocard de 7 días.

Llegada a la estación del teleférico de Roosevelt Island

Llegamos a la estación del teleférico de Rooselvelt Island y no tuvimos que esperar casi nada. Había poca gente, con lo que al entrar corrimos a la velocidad de la luz hacia los cristales de la cabina. Después de unos minutos …A volar! … Iniciamos el trayecto y empezamos a sentir  como nos elevamos por encima de Manhattan. Cruzamos el transitado puente de Queensboro, que aunque está construido por encima de la isla de Rooselvet, no la conecta con Manhattan.

Sobrevolando el puente de Queensboro

Cuando pasamos el puente de Queensboro, vimos a lo lejos el puente de Brooklyn y los rascacielos de Downtown. También vimos el famoso edificio Chrysler Building y el Empire State Building. Las vistas merecen muchísimo la pena.

Rooselvet Island

Tres minutos después, la cabina comienza a descender y … llegamos a la isla de Rooselvelt!.

Hacía un frió que pelaba. Creo que era el día más frió que habíamos cogido hasta ahora. Después de bajarnos del teleférico, nos acercamos al paseo que esta cerca del East River para ver Manhattan desde la isla Rooselvelt.

Dando un paseo en Rooselvelt Island

East river, Manhattan y Queensboro bridge

Vistas hacia Manhattan

Como dijimos antes, Roosevelt es una pequeña isla entre Manhattan y Queens, y mide solo 3,2 km de largo. Se puede recorrer a pié entera y se tarda alrededor de una hora en hacerlo. Como hacía mucho frío nosotros solo dimos un paseo. Hay restaurantes y cafeterías por si te apetece tomar algo.

¿Qué puedes visitar en la isla de Rooselvelt?

  • La Octagonon Tower. Como su nombre indica, es una torre octogonal y fue un antiguo manicomio. Ahora es un complejo residencial.
  • El faro Blackwell Island Light
  • Los parques SouthPoint Park y Franklin D. Roosevelt Four Freedoms Park. Desde aquí se obtienen unas vistas increíbles del los puentes Queensboro y de Manhattan.

Cuando acabamos nuestro paseo regresamos de nuevo al teleférico. Después de 3 minutos, llegamos a Manhattan. 

Teleferico de Roosevelt Island

Como todavía era de día, decidimos ir a visitar el emblemático edificio Flatiron. Cogimos el metro desde la estación Lexintong Av /59St, hicimos transbordo en 34 St – Herald Sq y volvimos a coger otro metro hasta 23 St / 6 Av. Tardamos unos 25 minutos aproximadamente.

Cuando llegamos ya estaba aterdeciendo. En esta época del año a las 16:30 horas ya empieza a atardecer. Una pena porque te da poco margen para ver todo lo que hay que ver. 

 

Edificio Flatiron 

Su nombre original es Fuller y procede del fundador de la empresa constructora que financió la obra, George A. Fuller, que murió antes de que acabara la obra. Fue uno de los rascacielos más altos de Nueva York cuando se finalizó su construcción en el año 1902. El Flatiron es la punta de una de la manzana triangular en la que se encuentra. El edificio sale en películas como Hitch, Spiderman o Armagedon (una de mis pelis favoritas). La verdad que el edificio es muy bonito y la calle en la que se encuentra es muy transitada, tanto de coches como de personas. 

Edificio Flatiron

Cogimos de nuevo el metro hasta Times Square para irnos a cenar al Ellen’s Stardust. Hay otra estación más cerca, pero nosotros preferimos ir dando un paseo.

 

Ellen’s Stardust

Hay que buscar el restaurante por Stardust y no por Ellen’s. Es fácil de encontrar, pero como íbamos con el nombre de Ellen’s en la cabeza, cuando llegamos al sitio vimos que su nombre principal era Stardust. Buscamos la fila para poder entrar y casi nos caemos para detrás. La cola llegaba hasta el otro extremo de la calle. Íbamos a estar esperando alrededor de una hora y algo. Dani me miro con cara de … me vas a hacer esperar? jajaja. Yo con mi positivismo de siempre le dije … seguro que la fila va rápido. No nos podíamos ir sin ver un show al estilo Brodway. 

Cola para entrar al Stardust

A los dos minutos llegó una chica preguntando … ¿dos personas? No nos lo podíamos creer! ¿dos personas?, nosotros!! No nos faltó tiempo en levantar la mano 😂. Accedimos al restaurante sin apenas esperar 10 minutos. Nos sentaron en la planta baja, justo en el centro. Nos dieron la carta y vimos empezar el show. Los camareros mientras sirven la comida van interpretando canciones de todo tipo. Los camareros se van alternando para representar las canciones. Realmente para ellos es una gran oportunidad, quien sabe, a lo mejor hay un cazatalentos en el restaurante. Algunos de los camareros que trabajaban en Stardust están trabajando en musicales actualmente.

Vista desde la planta alta

Planta baja del Stardust

Esta chica era nuestra camarera. Me encantó como interpreto la canción de mi película favorita. 

 

Puedes venir en cualquier momento, pero la cena es la más marchosa. Dani se pidió unos espaguetis y yo una hamburguesa.

Habíamos leído muchas crítica sobre la calidad – precio de este restaurante. Pero a decir verdad, a nosotros nos gustó mucho, aunque si verdad que es algo caro. Dani se pidió unos espaguetis y yo una hamburguesa. Los platos fueron bastante contundentes. El precio fue de 64,45$ (51,95€), pero como es lógico, estás pagando por el show.

Nuestra cena en Stardust

Cuando acabamos de cenar fuimos paseando hasta llegar al Radio City Music Hall.

 

Radio City Music Hall 

Este teatro es considerado el más importante del país. Todas las navidades estrenan el Radio City Christmas Spectacular , donde las protagonistas son The Rockettes. Esta representación se estrenó en 1933, pero tuvo tanto éxito, que hoy en día el estreno una tradición navideña en Nueva York.

Seguimos caminado y viendo luces navideñas hasta llegar al gran Rockefeller Center.

 

Rockefeller Center 

¿Cuantas veces has visto en la televisión el árbol de navidad del Rockeffeler Center y su pista de patinaje? Pues ahí estaban, delante de nuestras narices. 

El encendido del árbol de navidad es una tradición que se mantiene desde hace muchísimos años. Este año el abeto fue cortado en Pensilvania y tenia casi 23 metros de altura. Justo a los pies se encuentra la conocida pista de patinaje sobre hielo (el resto del año es una cafetería).  Queríamos patinar, pero entre el frío que hacía, lo cansados que estábamos y la gente que había, decidimos que no era el día para rompernos los dientes jaja.

No cabía un alfiler en la zona. Todos querían acercase a ver el árbol, la pista de hielo y las luces de alrededor. 

Pista de patinaje de Rockefeller

Adornos navideños

Nos gusto tanto la decoración navideña que decidimos ver los escaparates navideños de la zona.

 

Escaparates navideños

Los grandes almacenes de Nueva York convierten sus escaparates en verdaderos reclamos para los números visitantes de la ciudad en estas fechas. Los artículos son sustituidos por decorados que quitan el hipo. Nosotros pensábamos que estos escaparates los tenían todas las tiendas de la 5th Av, pero no es así, no todas las tiendas tienen.

(Estamos preparando un post más completo sobre los escaparates navideños)

Saks Fifth Avenue (5th Ave entre las calles 49 y 50)

Escaparate de Saks

Macy’s ( 6th Av y calle 34)

– Bloomingdale’s (Lexington Av y calle 59)

– Bergdorf Goodman (5th Av y calle 58)

– Tiffany & Co (5th Av y calle 52)

– Lord & Taylor (5th Av y calle 39)

El recorrido para ver todos los escaparates suele durar una hora aproximadamente. Te recomendamos que los veas por la noche con las luces encendidas.

Hasta aquí nuestro post sobre el museo de Historia Natural de Nueva York y Roosevelt Island.

Si les ha gustado comenten y compartan 😍

 

¿Quieres saber que excursiones puedes contratar desde España?

Tours y excursiones por New York con GetYourGuide aquí 

Tours y excursiones por New York con Civitatis aquí

 

Esta página contiene enlaces de afiliación: Si reservas tus excursiones o entradas a través desde nuestro blog, nosotros nos llevaremos una pequeña comisión sin que afecte al precio. Comprando a través de nuestros enlaces nos ayudas a seguir con este proyecto.

 

NEWSLETTER

Suscríbete y recibirás las últimas novedades por email.

Gracias por suscribirte!

Algo salió mal.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si te gusta, compártela!

    NEWSLETTER

    Suscríbete y recibirás las últimas novedades por email.

    Gracias por suscribirte!

    Algo salió mal.

    Send this to a friend