0
Italia Europa Guias de viajes

Qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días: Ruta y datos prácticos

Cuando abrimos nuestra cuenta de Instagram (@sinohasviajado) no imaginábamos todas las cosas positivas que nos iba a ofrecer. En el 2017 entre comentarios de fotos y mensajes privados, conocí a Tati  y a Soniay desde esa fecha el tiempo solo nos ha unido más. Todos los días nos damos los buenos días, nos contamos las batallitas del trabajo, las nuevas adquisiciones en las tiendas, nuestros próximos destinos y también nuestras preocupaciones. Hace unos meses fue el cumpleaños de Sonia y teníamos que tramar algo ¿verdad?, pues decidimos (Tati y yo) sin pensarlo mucho regalarle un vuelo a Italia. Escogimos Cinque Terre porque por nuestros trabajos necesitábamos un destino que se conociera en pocos días y este era el ideal. En este post te cuento qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días. 

¿Alguien por aquí no conoce Cinque Terre? Cinque Terre es un parque nacional bañado por el mar de Liguria, formado por cinco coloridos pueblos al borde de los acantilados; Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso al Mare, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997. Aunque todos los pueblos tienes las mismas semejanzas, cada uno tiene su particularidad. Están localizados a orillas del mar, rodeados de vegetación e increíbles acantilados y mucha gente los llega a confundir con la costa Amalfitana y Sorrentina. Como se encuentran en un entorno natural protegido, el acceso hasta ellos se hace en tren, barco o caminando por sus fabulosos senderos, aunque en la actualidad no están todos abiertos.

Fecha de viaje: 1 mayo 2018 – 4 de mayo 2018

Compañía de vuelo: Como las tres teníamos vuelo a Milán decidimos que el encuentro sería allí. Viajé con la compañía Low Cost Ryanair sin problemas, aunque ahora con la nueva política de maletas, al volver para España me la facturaron (para ir no). Con estos nuevos cambios solo se puede llevar en cabina ,bolsos y maletas pequeñas de manera gratuita, si quieres llevar tu maleta de cabina contigo, deberás pagar la opción priority (suelen ser aproximadamente unos 10€)

Transportes: Durante nuestra visita a Cinque Terre en dos días empleamos varios transportes públicos; la guagua (bus) desde el aeropuerto hasta la estación central de Milán y el tren para desplazarnos entre los pueblos. 

Carnet de conducir: Para los países pertenecientes a la Unión Europea bastará con llevar el permiso de conducir habitual. Las carreteras no se encuentran en buen estado y a los pueblos solo pueden acceder los que viven en allí. Te aconsejamos que uses el trasporte público.

¿Cómo llegar desde el aeropuerto de Bérgamo a la estación central de Milan?

Hay varias opciones para llegar hasta la estación central de Milán (alquilar un coche, taxi o guagua), pero la más económica es la guagua (el precio del billete son 5€). Al salir del aeropuerto se encuentran varias guaguas y una de ellas lleva a la estación central. Salen con bastante frecuencia así que no tendrás problema de horarios. Tarda alrededor de una hora en llegar a la estación central. Hay dos compañías de guaguas; Terravisión y  Orios shuttle, te aconsejamos que le eches un vistazo a los horarios.

Hoteles: Después de buscar durante días algún Airb&b (descuento de 35€) económico sin éxito, nos decantamos el hotel Da Baranin. Habíamos escogido Manarola como base para los dos días en Cinque Terre.

La mejor época es primavera y otoño, con pocos turistas y temperaturas suaves.

Tarjeta sanitaria Europea: Con este documento puedes acreditar tu derecho a recibir asistencia médica gratuita. Se solicita en los centros de información de la seguridad social y tiene vigencia de un año. Tienes que llevar tu DNI y Tarjeta sanitaria para realizar el trámite. Te lo hacen de manera inmediata.

Seguro de viajes: Si necesitas un seguro de viajes nosotros siempre viajamos con Mondo. Sus pólizas están muy bien por el precio que ofrecen y el trato es exquisito. Benefíciate de un 5% de descuento en tu seguro de viajes aquí

Moneda: La moneda es el euro.

Pagos: No hay problema en pagar con tarjeta pero te aconsejo que lleves dinero en metálico y también tu tarjeta de débito o de crédito por si surge algún contratiempo. Durante nuestro fin de semana en Cinque Terre no tuvimos ningún problema con los pagos en los establecimientos. 

Presupuesto: 

  • Hotel Manarola = 336€ 
  • Hotel Milán = 87€ 
  • Guagua desde el aeropuerto hasta estación central de Miláná y viceversa = 30€ 
  • Taxi desde el Duomo hasta el hotel= 11€ 
  • Billetes de tren a Manarola desde la estación central de Milán= 61€
  • Cinque Terre Card = 48€ 
  • Restaurantes= 182,4€ 

Total de presupuesto 

755,4€/3 personas = 251,8€ por persona 

 

Teléfono móvil : Existen acuerdos con algunas compañías. Si eres de Vodafone (mi compañía) y vas a viajar a Europa o Estados Unidos, tienes el servicio roaming incluido en tu tarifa. Puedes hablar y conectarte a internet como si estuvieras en España. 

Más información sobre el roaming incluido en tu tarifa de Vodafone.

No sé si otras compañías incluyen dentro de sus tarifas este servicio gratuito. Consulta con tu compañía.

Enchufes: Igual que los de España.

 

¿ Qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días ? Nuestra ruta por Cinque Terre en un fin de semana.

Día 0: Estaba nerviosa por volver a ver a Sonia y por poder abrazar por fin a Tati. La primera que llegó fue Tati y estuvimos esperando por Sonia unas horas porque su vuelo llegaba con retraso (encima que ahora le tiene miedo a volar…). Mientras tanto nos sentamos a tomarnos algo y nos abrazamos sin parar, es tan guapa .. Que ganas tenía de hablar frente a frente después de un año hablando por mensajes. Como si nos conociéramos de toda la vida estuvimos casi dos horas sin parar de contarnos cosas, como si el tiempo se fuera a acabar en segundos. ¿Es increíble que tengas tanta complicidad con alguien que solo conoces por teléfono verdad?. Al cabo de unas horas por fin apareció Sonia. Que alegría más grande volvernos a encontrar, no nos veíamos desde Indonesia. Estaba tan guapa, tal y como la dejé la última vez. Ya estábamos las tres juntas al fin y habíamos cumplido nuestro objetivo: poder achucharnos mucho, mucho. Aquí comenzaba nuestro maravilloso viaje a Cinque Terre en un fin de semana. 

Salimos del aeropuerto y en la misma puerta estaba la guagua (bus) para ir hasta la estación central de Milán, pagamos 5€ (menores de 4 años gratis) y en una hora llegamos a la estación. Como no parábamos de hablar y estábamos tan efusivas, el tiempo del trayecto se nos pasó volando. Que alegría tan grande poder estar las tres juntitas compartiendo una experiencia como esta. 

Horario de las guaguas:

  • Bérgamo – Estación Central: El primero sale a las 4:00am y salen cada 20-30 minutos. La última guagua es a las 00:45am 
  • Estación Central – Bérgamo: El primero sale a las 03:10am y salen cada 20-30 minutos. La última guagua es a las 24:00pm

Teníamos comprados desde España los billetes desde la estación central hasta Manarola (con el tren express), pero con el retraso del vuelo de Sonia tuvimos que comprar unos nuevos. Localizamos las máquinas de TrenItalia y vimos que los tickets de las horas más próximas estaban agotados, así que finalmente tuvimos que coger el tren lento a las 18:25h y hacer dos transbordos (el precio fue de 20,50€ por persona sólo ida). Para hacer tiempo hasta que nuestro tren saliera fuimos a darle de comer a nuestras barriguitas al Mc Donald’s, como ven no nos complicamos mucho jaja. Se nos pasó el tiempo volando y enseguida nos dimos cuenta que teníamos que coger el tren. Fuimos  hasta las pantallas de información para ver desde que andén salía nuestro tren, pero hubo una caída del sistema y eso se convirtió en una locura. Todo el mundo preguntando por su tren, empujando y buscando su andén. Después de preguntarle a un revisor localizamos nuestro tren en el andén 22. ¡¡Vamossss … corran … que sale nuestro tren!! 

Hay varios tipos de tren para llegar hasta Manarola: Consulta el horario y precios aquí 

  • El Cinque Terre Express (tren rápido): Este fue el que habíamos cogido con antelación pero con el retraso del vuelo de Sonia perdimos la ida (teníamos ida y vuelta). El trayecto dura alrededor de 3 horas y solo tiene un transbordo. El primer tren de la mañana sale a las 06:10h y el último a las 21:10h. El precio estimado está sobre los 20€ – 50€
  • Tren lento: Como no quedaban billetes con el tren express para las siguientes horas, tuvimos que coger el billete de ida con el tren lento. El trayecto dura alrededor de 4 horas y tiene dos transbordos, esto es lo peor. El primer tren de la mañana sale a las 05:15h y el último a las 20:25h. El precio estimado está sobre los 20€ – 50€

Antes de subirte al tren en Milán tienes que validar el ticket. Tienes que hacerlo en unas máquinas que hay justo antes del tren y solo hay que hacerlo una vez. Mientras nosotras lo hacíamos, Sonia buscaba sitio para acomodar nuestros culetes. ¡Buen trabajo en equipo!

Este tren fue una odisea, las paradas no estaban nada claras (encima era de noche) y tuvimos que preguntar varias veces cual era la parada para bajarnos. Solo puedo decir que casi llegamos a Cuenca jaja.

Estación de Genova Brignole, ¡corran chicas! el otro tren sale yaaaa. Subidas al siguiente tren nos volvimos a relajar y estuvimos meadas de la risa con el show del transbordo un rato, pero todavía quedaba otro transbordo. El tren cada vez iba más despacio y el tiempo pasaba muy rápido ¿llegaríamos al siguiente tren? 

Llegamos a Sestri Levante justo a la hora que salía el otro tren y corrimos como si no hubiera mañana, vamos chicas nosotras podemos marcarnos un Italiatrail jajaj Tuvimos suerte y el tren salió justo cuando nuestros pelos entraron dentro del vagón, ¡por lo pelos! vaya carrera de fondo nos metimos en dos segundos y menos mal que llevábamos mochilas, si no … 

Después de 4 horas de risas … ¡llegamos a Manarola!

Eran las 22:30 horas y con el mapa en la mano fuimos buscando nuestro hotel. Subimos bastantes escaleras pero por fin vimos a la chica del alojamiento (la habíamos avisado de que llegaríamos tarde). El apartamento estaba genial, tenía dos plantas, cocina y un pequeño balcón. El apartamento se llama Da Baranin y nos salió 366€ (122€ por persona) dos noches con desayuno incluido. 

Hicimos el check in, nos metimos una buena ducha y entre risas recordando las batallas de los trenes nos quedamos dormidas.

Ofertas de hoteles en Manarola aquí 

 

Día 1: Sonó el despertador a las 7:30h, bueno, realmente sonó antes porque Tati tenía la alarma del móvil puesta a las 6:00h y fue como ¿WTF? Nos pusimos monas y nos fuimos a zampar todo el desayuno del hotel, estaba todo buenísimo. 

Camino al tren pasamos por la calle principal de Manarola. Como habíamos madrugado estábamos completamente solas, respirando esa brisa marina pura y dejándonos hipnotizar por la tranquilidad del lugar. ¿Algo bueno tenía que tener madrugar no? 

La fachada de las casas y sus colores nos conquistó desde el primer momento.

Cruzando la plaza principal y un largo túnel, llegamos a la estación de tren. Aprovechamos para comprar nuestra Cinque Terre Card de un día y así tener los viajes en tren ilimitados y las entradas a los senderos (nos costó 16€ por persona) más info sobre la Cinque Terre Card aquí

 

Puesto en Manarola

Validamos nuestra Cinque Terre Card en una de las máquinas y nos subimos al tren.

Tardamos unos 10 minutos en llegar a nuestra primera visita del día, el pueblo de Monterosso al Mare, el más grande de los 5 que componen el parque nacional de Cinque Terre y es el que más oferta hotelera, de restaurantes y negocios tiene. 

Mejores ofertas de hoteles en Monterosso al Mare aquí

Calles de Monterosso al Mare

Callejeamos un poco pero enseguida nos empezó a caer un chaparrón y nos tuvimos que refugiar. Nos sentamos en una cafetería y mientras charlábamos tendidamente íbamos rezando para que el día se despejara y dejara de llover. Vaya bajona que llueva en los viajes, lo odio.

Entre risas y anécdotas nos dimos cuenta que habían pasado dos horas y teníamos que buscar una solución. Aunque teníamos cosas apuntadas para ver en este pueblo como;  La estatua “Il Gigante”, La Torre Aurora, el centro histórico, la iglesia de San Juan Bautista, y los oratorios de las fraternidades de los blancos y negros, no pudimos debido a la lluvia. Buscamos otro plan y decidimos ir a el pueblo de Corniglia, algo más alejado de las negras nubes de Monterosso.

Cuando llegamos nos vimos el mismo aspecto, intentamos conocer algo de este pueblo pero se nos hizo imposible así que tiramos del plan B, subimos al tren y nos fuimos a ver el pueblo de Riomaggiore, que se veía algo más despejado. 

Riomaggiore es el último de los 5 pueblos que conforman Cinque Terre y aunque no es tan marchosa como Manarola o Vernazza tiene su toque mágico. En este pueblo se encuentra el sendero de la Vida dell’ Amore, que conecta Riomaggiore con Manarola, pero debido a desprendimientos que ocasionaron daños en personas hace años, permanecerá cerrado hasta el abril 2021. Dicen que es el mas bonito de todos así que tengo otra excusa para volver.

Dimos una vuelta por la aldea de los campesinos y cruzamos el túnel lleno de mosaicos hasta la aldea de los pescadores.

Una parte del túnel de los mosaicos

A medida que iban pasando los minutos, el sol tímidamente se dejaba ver hasta que por fin salió e iluminó este pueblo tan bonito.

Puerto de Riomaggiore

 

Nos sentamos en las rocas para ver la perspectiva desde allí y disfrutamos de nuestra gran complicidad. 

Dando un paseo por el pueblo con la barriga llena, compramos alguna tontería de souvenirs y nos fuimos hasta nuestra siguiente parada, Vernazza. Teníamos que aprovechar el día tan increíble que se había quedado. 

Regresamos de nuevo a la estación de tren y como ya habíamos validado en el primer viaje del día la Cinque Terre Card, no hizo falta volver a hacerlo. Nos subimos al tren y en unos 15 minutos llegamos a Vernazza.

Aprovechando que era la hora de comer y que la gente estaría en ello, lo primero que hicimos fue ir al fotogénico mirador que se encuentra en el sendero que va de Vernazza a Monterosso. No teníamos muy claro como llegar, así que preguntamos a un local y nos dio las indicaciones correspondientes. Para ir al sendero que va de Vernazza a Monterosso tienes que coger el callejón que hay justo en frente de la farmacia, si no te queda muy claro como llegar y no tienes un tiempo determinado, piérdete por sus callejones y encuéntralo por sorpresa.

Iniciamos los primeros metros del sendero y nos encontramos con el control de acceso donde comprobaron nuestras Cinque Terre Cards. Seguimos unos metros y vimos el mirador, ¡vaya vistas! Para poder ponerte en el lugar de la foto tienes que ir un poco de ilegal y saltar la valla. 

Seguimos por el sendero hacia arriba y vimos otra perspectiva de Vernazza, la verdad que este pueblo es increíble.

Sonándonos las barrigas con fuerza y antes de echarnos algo a la boca, callejeamos un poco buscando rincones con encanto. Desde este sitio vimos como varios abuelitos tendían su ropa, como una novia salía con sus damas de honor en busca de su futuro marido y como los turistas se quedaban prendidos de este rincón, entre ellos nosotras, este lugar era de película.

Callejones con encanto en Vernazza

Callejeando llegamos hasta la plaza principal de Veranzza, llena de gente, de música y mucho ambiente. Nos gustó mucho como las casas tenían la simbiosis perfecta con el entorno y hasta lo más simple, como tener la ropa tendida por fuera de las ventanas, le daba el toque ideal para recordar este lugar para siempre. 

Ambiente en la plaza de Vernazza

Era hora de alimentar nuestros cuerpos serranos, así que nos compramos unas porciones de pizza que engullamos a la velocidad de la luz, refrescos y unos helados (la comida y el postre nos salió 23,50€) que disfrutamos sentadas en el muelle observando la vida diaria del pueblo.

Puerto de Vernazza

Puerto de Vernazza

 

Tras descansar un rato se nos hizo la hora de regresar a Manarola, así que deshicimos nuestros pasos, cogimos otra vez el tren y llegamos a nuestro hotel. Después de ducharnos y ponernos monas, nos fuimos a ver el atardecer al lado del restaurante Nessum Dorma o Nostra Damus como lo bautizamos nosotras, no pregunten, no sabemos de dónde sacamos ese nombre. 

Cuando llegamos arriba vimos que no éramos las únicas, muchos se acercaron hasta aquí para ver el mágico atardecer.

Atardecer en Manarola

Mientras yo me curraba una buena toma del video (que al final no llegó a nada) Tati y Sonia estaban dándole a la lengua sentadas en un banco sin parar, solo les faltaban unos pinchitos y unas cañas.

Poco a poco la luz fue dando paso a la oscuridad y el pueblo se fue iluminando de manera artificial.

Tocaba la hora de cenar, así que nos fuimos a la calle principal y después de ver varios restaurantes decidimos entrar en La Scogliera. Pedimos un variado de platos para compartir y tengo que decir que no nos lo pudimos cenar todo, eso sí, los helados si tuvieron su hueco en nuestras barrigas, ¡faltaría menos! Pagamos por la cena 58€ las tres.

Tocaba la hora de descansar y entre risas caímos redondas en la cama,  aunque … ¿Adivinen que sonó de nuevo a las 6:00 am? ¡Tati, apaga ese despertadorrrrr del infierno !

Día 2: Sí, de nuevo Tati tenía puesto el despertador a las 6:00h , ¿se pensaba que iba a trabajar? Seguimos durmiendo como si nada hubiera pasado hasta que a las 8:00h sonó de nuevo la alarma y esta era la buena. Nos duchamos, nos preparamos y corriendo como si no hubiéramos comido en cuatro días fuimos a arrasar con el bufet. 

Este día era el turno de conocer Manarola, el pueblito que habíamos escogido como base durante nuestro viaje de dos días a Cinque Terre. 

Callejones de Manarola

Después de desayunar hicimos el check out y dejamos nuestras maletas en la recepción (la salida era a las 11:00h), ese día por la tarde nos despedíamos de Manarola y pondríamos rumbo a Milán, el lugar de las pasarelas, la moda y la alta costura. 

Salimos a conocer Manarola y con calma fuimos recorriendo sus calles. 

Casitas de Manarola

Nos acercamos hasta la costa y a decir verdad, deberíamos haber cogido nuestros bañadores y habernos pegado un chapuzón, el día estaba genial para eso. 

Vistas de Manarola desde el puerto

Después de estar un rato viendo como la gente se bañaba, volvimos a coger el mismo camino que la tarde anterior para llegar hasta el Nessum Dorma, nuestro famoso Nostra Damus jaja, nos pasamos todo el viaje llamándolo así. Fuimos antes de las 12:00h, hora en la que abre y menos mal porque sobre esa hora ya había bastante cola. 

Camino al Nessum Dorma

Cuando entramos vimos a gente haciendo el pesto experience en una de las mesas, también se puede hacer el wine experience, ambas experiencias duran 1 hora y 30 min y tienen un precio de 50€. Si quieres reservar o informarte sobre estas actividades en el local pincha aquí

Elegimos una de las mesas con vistas a la costa y para hacer el brunch nos pedimos unos zumos de frutas y un melón para compartir. Nos lo pasamos genial contándonos nuestras cosas y admirando las increíbles vistas  (pagamos 22€ las tres).

Bruch en Nessum Dorma

Para regresar al hotel lo hicimos por el camino que va por detrás del restaurante, donde se obtiene una perspectiva genial del pueblo.

Qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días

Casas de Manarola

Como no podía dejar pasar esta imagen, camine calle abajo y me saqué varias fotos. 

Qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días

Con las mochilas a la espalda y después de pensar que nos esperaban unas 4 horas en el tren hacía Milán, decidimos hacer una parada técnica en la Pizzeria y Focacceria La Cambusa y comprar algo para el trayecto (pagamos 22€ por unas porciones de pizza, tres bebidas y unos mini croissants de chocolate).

Allí estábamos otra vez, en la estación de tren a escasas horas de acabar nuestra aventura. ¿Por qué se tenía que acabar tan rápido? No quería que pasara el tiempo, quería volver de nuevo al momento del primer día en el aeropuerto, aquel en el que las tres nos moríamos de ganas de estar juntas. 

No nos hizo falta comprar billetes nuevos para Milán porque ya los habíamos comprado desde España y aunque perdiéramos el del primer día por el retraso del vuelo de Sonia, aún conservábamos el billete de vuelta (tren express con un transbordo), así que nos subimos corriendo al tren sin mirar el vagón en el que íbamos y nos sentamos tranquilitas. Comimos, nos tomamos las bebidas y al cabo de una hora pasó el revisor y nos pidió los billetes, ¿quieres saber que nos paso?

Tras comprobar los billetes, el señor siguió de largo y después de dos metros se dio la vuelta y nos dijo que ese no era nuestro vagón, que eso era primera clase y que nuestro vagón se encontraba al final del tren. Nos empezamos a morir de la risa porque habíamos comido en primera clase, como los señoritos. 

A las 18:00h llegamos a la estación central de Milán y con nuestro mapa en la mano caminamos 1 km hasta llegar al Hotel Sempione. Hicimos el check- in y pagamos 87€ las tres por esa noche. Dejamos las cosas en la habitación, nos dimos una ducha rápida y corriendo nos fuimos a ver el Duomo de Milano (tardamos unos 15 minutos en llegar caminando desde el hotel). 

Cuando llegamos ya estaba atardeciendo y la catedral tenía un color precioso. La plaza estaba abarrotada de gente y un chico con su teclado le daba el toque mágico a la tarde.

Qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días

Frente al Duomo

Nos compramos un helado y nos sentamos para ver el atardecer. Todo iba bien y todo era maravilloso hasta que a Sonia la empezaron a comer los mosquitos como si no hubiera mañana, por un momento pensé que tendríamos que hacerle una transfusión de sangre. Por una vez me libre de las picaduras de mosquito, hay alguien a quien pican más que a mí ¡¡¡Aleluuuuyaaaa!!

Qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días

Foto de @elmundoesmejorcontigo

Antes de irnos al hotel fuimos al Mc Donald y nos pedimos la cena para llevar.

Muy tristes y sin ganas de despedirnos, empezamos a dejar nuestras maletas listas para el regreso a España al día siguiente.

Si estás en Milán y vas justo de tiempo puedes hacer una excursión de un día a las Cinque Terre en español. Reserva tu excursión a las Cinque Terre  aquí 

Día 3: Los despertadores sonaron a las 3:00h y enseguida nos levantamos, recogimos nuestras cosas y salimos del hotel. Nos llamó mucho la atención tanto al llegar como al ir, la cantidad de indigentes que había por la calle. A medida que íbamos avanzando por la calle podíamos ver a familias durmiendo entre cartones, que pena más grande.

Nuestra guagua (bus) salía a las 3:30h de la madrugada desde la estación central de Milán, del mismo sitio donde nos dejó el primer día y allí estábamos, a punto de subirnos en ella para llevarnos al aeropuerto de Bérgamo (pagamos 5€ por persona) y despedir esta corta aventura. 

Ha sido un viaje increíble, lleno de momentos fantásticos y de historias locas. Nos hemos emocionado, reído y sobre todo disfrutado. Desde que hemos vuelto solo tengo ganas de volver a verlas, abrazarlas, y escuchar esas carcajadas a todas horas. Ha sido una experiencia inolvidable y como siempre digo, somos amigas separadas al nacer. ¡Gracias por tanto chicas! las quiero y nos vemos en diciembre en …

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre qué ver y qué hacer en Cinque Terre en 2 días? Esperamos que les haya gustado y que nuestra experiencia les ayude para el próximo viaje.

¿De qué hablaremos nuestro siguiente post? Suscríbete al blog y no te pierdas nuestros nuevos post. 

 

¿Quieres preparar tu viaje a Cinque Terre por libre?
Te dejamos las mejores ofertas hoteleras y las mejores excursiones en español por la costa de las Cinque Terre. 
Ofertas de hoteles en Manarola aquí
Ofertas de hoteles en Vernazza aquí
Ofertas de hoteles en Corniglia aquí
Ofertas de hoteles en Monterosso al Mare aquí
Ofertas de hoteles en La Spezia aquí
Ofertas de hoteles en Milán aquí
Excursión a Cinque Terre desde Milán aquí 
Excursión a Cinque Terre desde Florencia aquí 

 

NEWSLETTER

Suscríbete y recibirás las últimas novedades por email.

Gracias por suscribirte!

Algo salió mal.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si te gusta, compártela!

    NEWSLETTER

    Suscríbete y recibirás las últimas novedades por email.

    Gracias por suscribirte!

    Algo salió mal.

    Send this to a friend